Páginas

6 de febrero de 2013

Tratado Alianza Defensiva

Entre las últimas cláusulas, los negociadores han decidido: No conceder ni aceptar protectorado que menoscabe su soberanía, y no ceder ni enajenar, parte alguna de sus territorios, excepto en casos de demarcación de límites. A no concluir tratados de límites o de otros arreglos territoriales, sin consentimiento previo de la otra parte contratante. Y solicitarán, cuando lo declaren oportuno, la adhesión de otros estados americanos al tratado de alianza defensiva. 
 Además se ha agregado un artículo adicional:  "El presente tratado de alianza defensiva entre Bolivia y el Perú, se conservará secreto mientras las dos altas partes contratantes de común acuerdo no estimen necesaria su publicación."
6/02/1873

Tratado Alianza Defensiva

Asimismo establece entre otros asuntos:
Declarado el casus foederis se comprometen a cortar relaciones con el Estado ofensor; dar pasaportes a sus diplomáticos, cancelar las patentes de los agentes consulares, prohibir la exportación de sus productos y cerrar los puertos a sus naves. Nombrar plenipotenciarios para determinar los subsidios, contingentes de fuerzas terrestres y marítimas, o auxilios de cualquier clase; la manera como las fuerzas deben obrar y realizarse los auxilios, y todo lo que convenga para el mejor éxito de la defensa. 
La parte ofendida no podrá celebrar convenio de paz, de tregua o de armisticio, sin la concurrencia del aliado que haya tomado parte en la guerra. Emplear todos los medios conciliatorios para evitar un rompimiento o para terminar la guerra. 
6/02/1873

Tratado Alianza Defensiva

En Lima, las Repúblicas de Bolivia y Perú, deseosas de estrechar de una manera solemne los vínculos que los unen, aumentando así su fuerza y garantizándose recíprocamente ciertos derechos, firman un Tratado de Alianza defensiva; luego de varias negociaciones entre don Juan de la Cruz Benavente, Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario de Bolivia, y don José de la Riva Agüero, Ministro de Relaciones Exteriores del Perú, han acordado lo siguiente:
Unirse para garantizar mutuamente su independencia, su soberanía e integridad de sus territorios, obligándose  a defenderse de toda agresión exterior, sea de Estado independiente, o de una fuerza sin bandera.
La Alianza se hará efectiva para conservar estos derechos, y en casos de ofensa que consistan en: privarles de una porción de territorio, para apropiarse su dominio o cederlo, someterlas a protectorado, venta o cesión de territorio, o establecer cualquier superioridad, derecho o preeminencia que menoscabe u ofenda el ejercicio de su soberanía o independencia, variar o anular la forma del gobierno, la constitución política o las leyes.
Se establece el derecho de decidir si la ofensa recibida por la otra está comprendida entre las designadas.
6/02/1873